Relaciones Internacionales – Comunicación Internacional

75 años del Día D (Especial de El Mundo)

| 0 Comentarios

Rezaban para que la liberación llegara del cielo, pero las que llegaron fueron las bombas. Una de ellas fue a caer de noche en una casa de la plaza del pueblo. El cura tocó las campanas a rebato y los vecinos acudieron en pijama para apagarlo. La guarnición alemana se puso en alerta. En esos momentos iniciaba su descenso el paracaidista John Steel , de la 82 división aerotransportada de EEUU. Le ilusionaba pensar que iba a ser uno de los primeros soldados aliados en pisar la Francia ocupada, pero se quedó enganchado del campanario. Desde ahí vio cómo sus compañeros se precipitaban lentamente hacia el suelo y los alemanes los mataban a placer, iluminados por el fuego de la casa en llamas.

Steel, sordo por el estruendo de las campanas, se hizo el muerto y salvó la vida. Sus compañeros acabaron tomando esta pequeña población normanda una hora después, el primer pueblo en ser liberado en Europa por los aliados horas antes de que comenzara el gigantesco desembarco en las playas cercanas. Hoy, un muñeco vestido de paracaidista domina desde las alturas Sainte Mére Eglise en honor a Steel y aquella generación que cruzó el océano para acabar con la tiranía nazi.

Pasado y presente dialogan en Normandía. En una de las tabernas del pueblo cuatro soldados alemanes todos de uniforme y llegados con la delegación de la canciller Merkel toman cervezas junto a un puñado de militares de EEUU que acompañan a Donald Trump. Hace 75 años, alemanes y estadounidenses protagonizaron aquí algunos de los combates más fieros de la Segunda Guerra Mundial. A los paracaidistas que se quedaban colgados en los árboles los soldados de la Wehrmacht los quemaban con un lanzallamas. A su vez, los americanos tenían órdenes de no hacer prisioneros para no ralentizar la misión y ejecutaban a sangre fría a los alemanes que se rendían. Hoy brindan y se hacen selfies juntos.

…MORE

 

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.