Relaciones Internacionales – Comunicación Internacional

Ayuda humanitaria

| 0 Comentarios

La ayuda humanitaria internacional y española siguen reduciéndose

La ayuda humanitaria internacional sigue reduciéndose a pesar de las crecientes y cada vez más complejas crisis a que debe enfrentarse. La ayuda pública española a la cola de la solidaridad: en 2014, tendrá un papel marginal e irrelevante, tras demostrarse en la emergencia de Filipinas el nefasto impacto de los masivos recortes.

Los fondos destinados a ayuda humanitaria internacional se han reducido por segundo año consecutivo, a pesar de las crecientes y cada vez más complejas situaciones de crisis a que esta debe enfrentarse. El caso español es especialmente grave: hace apenas un mes, la limitada respuesta de la Cooperación pública a la emergencia de Filipinas, país teóricamente prioritario para nuestra cooperación, ha demostrado el nefasto impacto de los masivos recortes iniciados en 2011, y para 2014 es de esperar que España tenga ya definitivamente un papel marginal e irrelevante en la escena humanitaria internacional.

Según el informe ‘La acción humanitaria en 2012-2013: instalados en la crisis’, elaborado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) con la colaboración de Médicos Sin Fronteras (MSF), y presentado hoy en Madrid, en 2012, los efectos de la crisis económica se reflejaron en los presupuestos de ayuda humanitaria de los principales países donantes , que se redujeron en un 11% entre 2011 y 2012, pasando de 9.600 a 8.600 millones de euros.

Entre otras consecuencias, esto supuso que en 2012 quedaron sin cubrir un 37% de los fondos solicitados por la ONU a través de sus llamamientos consolidados (CAP): es la mayor proporción de necesidades sin cubrir en más de diez años. Y destaca el hecho de que la inversión destinada a prevención y preparación ante desastres sigue siendo desproporcionadamente baja: apenas un 5% de la ayuda humanitaria.

España es el país que más ha reducido sus fondos de ayuda humanitaria desde 2010, con recortes incluso mayores que en otras políticas sociales: de los 356 millones de euros de aquel año, a 216 millones en 2011, y 72 millones de 2012. Las cifras aún provisionales de 2013 siguen por este camino de brutal retroceso: 41,7 millones. Y para 2014, los Presupuestos Generales del Estado prevén un pequeño incremento de 4,5 millones, algo anecdótico comparado con los recortes del 80% sufridos por esta partida entre 2010 y 2012… seguir leyendo

 

 

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.