Relaciones Internacionales – Comunicación Internacional

Évole y Balbín, dos modelos de periodismo en TV

| 0 Comentarios

Jordi Évole, periodista y responsable del programa Salvados en laSexta, y José Luis Balbín, periodista y director de La Clave, uno de los programas de más éxito al comienzo de la transición, hablaron por teléfono  el 1 de junio de 2013 en Te doy mi palabra (Onda Cero) de periodismo, de cómo es en la actualidad, de cómo lo han ejercido ellos en sus respectivos trabajos y de las dificultades que han encuentrado en su profesión.

 

Évole y Balbín

LUIS OZ

EM2 COMUNICACIÓN| Pág. 82

02/06/2013

Desde José Luis Balbín en los años de La clave de La 2 de TVE, al principio de la Transición, ningún periodista había conseguido tanto prestigio como Jordi Évole, con Salvados, en La Sexta. Isabel Gemio los unió ayer por teléfono en Onda Cero.

“Pregunta lo que nadie pregunta, no se da importancia, tiene cara de buen chico, no tiene aires de estrella, no es agresivo, no da nada por supuesto, no va de listo y pregunta desde la ingenuidad bien documentada con una dosis fina de ironía y humor”, dijo Gemio de Évole. “Por todo ello tiene los premios más prestigiosos del periodismo español”.

¿Tus referentes periodísticos? “Iñaki Gabilondo, Martí Gómez, Enric González y, de la familia, mi padre y mi abuelo, que siempre tuvieron mucha afición por la escritura”.

¿Influyeron en tu ideología los años en la cárcel de tu abuelo republicano? “Seguro que sí”.

¿Te importa que se te note la ideología? “Disimularla es absurdo, otra cosa es que te condicione en tu trabajo… Neutros no somos. No creo en la objetividad, como mucho en la honestidad”.

“Recibimos presiones del mundo mundial”, le decía el juez Gómez Bermúdez en uno de sus últimos programas. “Nosotros también”, explica Évole, “pero hay que saber torearlas y para ello a veces tienes que enfrentarte a tus propios jefes, a los jefes de tus grupos mediáticos”.

¿Tu peor momento en el programa? “Una entrevista con Joan Laporta hace unos años…”.

¿Cortaste a Gómez Bermúdez porque se le calentó la boca? “Alucino con lo que se publica. En todas las entrevistas se queda mucho fuera. No encontré nada trascendente fuera del montaje… Lo que pasa es que sólo se emite una hora de 25 a 30 horas de grabación… Lo importante es que ningún entrevistado se sienta manipulado con el montaje o la edición, que, evidentemente, es un arma peligrosísima”.

¿Por qué no está en televisión Balbín? “Porque no me dejan”, respondió el veterano periodista asturiano. “Estaría encantado de hacer la televisión que a mí me gusta, pero hoy no se puede hacer”.

¿Por qué? “No se puede. Es otro estilo. La radiotelevisión de Évole es provocadora. En el buen sentido, ojo, pero nada que ver con lo que intentaba hacer yo”.

Balbín se consagró con los debates plurales, a fondo, mientras que Évole lo ha hecho con entrevistas y reportajes incómodos, metiendo el dedo en la llaga.

¿Alguna censura? “La ETA en su peor momento. Fue autocensura. Nos lo prohibimos porque, para un debate sin tabúes, había que tener también a alguien de ETA y no era posible”.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.