Relaciones Internacionales – Comunicación Internacional

Qué hacer con la UE: errores y retos

| 0 Comentarios

 

En la cumbre de Bratislava tres dirigentes tan destacados en la Europa de hoy como el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, describieron el estado de la Unión como “una crisis existencial”.

Por primera vez desde 1973 sin un primer ministro británico en la mesa y profundamente divididos sobre las respuestas necesarias a los retos más urgentes –terrorismo, desigualdad creciente, paro juvenil, crecimiento anémico y pérdida de libertades- la cumbre se convirtió en “una sesión de terapia de familia”.[1]

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, que se juega su futuro en el referéndum de noviembre sobre la reforma constitucional, comentó que Bratislava fue “poco más que una excursión en barco por el Danubio” y “una tarde escribiendo textos sin alma y sin horizonte alguno”.[2] Algunos observadores ven en el referéndum una especie de Brexit II.[3]

“El triunvirato europeo que pareció formarse en la cumbre de Ventotene a comienzos de septiembre se había esfumado en Bratislava”, escribía en La Repubblica el decano del periodismo italiano, Eugenio Scalfari, de 92 años. “El pacto de Hollande y Merkel difiere mucho de lo que se necesita hoy para reforzar la unidad europea. Intentan limitar la inmigración pagando a los países de origen”.[4] Reconozcamos que también es lo que se ha hecho con Turquía.

“Muchos europeos se ven al borde de un abismo”, advierte el sociólogo polaco Zygmunt Bauman. “Ante la inmigración y la incertidumbre económica, está cambiando el paisaje político y se propaga la percepción de que las viejas estructuras sociales están siendo desplazadas  o cuestionadas. Igual sucede en los Estados Unidos… Caminamos por un campo de minas, somos conscientes de que está lleno de explosivos, pero no sabemos dónde ni cuándo se producirá la próxima explosión”.[5]

El vicepresidente de la Comisión Frans Timmermans se refiere al mal que nos aflige como un multicrisis con cinco causas: Brexit, la llegada masiva de refugiados, la austeridad fiscal, las amenazas geopolíticas del Este y del Sur, y la proliferación de democracias iliberales en Europa central.[6]

“Por primera vez en mi vida, considero posible que la integración europea dé un paso atrás”, confesaba el 29 de marzo Wolfgang Münchau, director adjunto del Financial Times y uno de los principales especialistas en cuestiones europeas en el diario más europeo que tenemos, aunque sea británico (de hecho ya no, pues Pearson se lo vendió a la japonesa Nikkei el año pasado)…..

….Seguir leyendo: TEXTO COMPLETO EN PDF 

[1] “After Bratislava Summit…” VOXEUROP. 26 de septiembre de 2016

[2] Goujon, Reva. “Europe, unhappily ever after”. STRATFOR, 20 de septiembre de 2016

[3] Gómez Fuentes, Ángel. “El referéndum italiano…” ABC, 21 de agosto de 2016 http://www.abc.es/internacional/abci-referendum-italiano-sobre-reforma-constitucional-alarma-europa-201608202303_noticia.html

[4] IBID

[5] Declaraciones a Al Jazeera. 23 de julio de 2016.

[6] Kalentsky, Anatole. “Saving Europe by reversing Brexit”. Project Syndicate. 29 de septiembre de 2016. https://www.project-syndicate.org/commentary/save-europe-reverse-brexit-by-anatole-kaletsky-2016-09

 

Ver imagen en Twitter

‘¿Qué hacer con ?’ @sahagunfelipe analiza el futuro y los retos a los que se enfrenta la en @USPCEU

Deja una respuesta

Campos requeridos marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.